miércoles, 14 de octubre de 2020

Secuelas

 

Tengo que hacer un ruego, quiero pedir que, por favor, NO compréis mi novela Sueños de escayola en Amazon.
 
Me explico y pongo en antecedentes:
Hace unos días me hice eco de una denuncia sobre los modos de la editorial Sargantana y sus contratos. Este hecho no lo haría tan personal si no fuese porque los editores y propietarios de esa editorial son los mismos que en 2015 hundieron Carena Editors, que tenía una antigüedad de más de 20 años, vendiéndola a una empresa buitre, mintiendo y engañando a sus autores. No es mi intención aquí y ahora volver a la cuestión, si alguien desea conocer todo el asunto con detalle, puede leer el artículo que en su momento escribí en este diario digital:
 
Aquella edición de Sueños de escayola quedó suspendida, la empresa que se hizo con nuestros contratos (los de más de 50 autores valencianos, muchos de gran éxito) se negó siempre a devolvérnoslos, pero también a explotar los libros. En mi caso, el libro quedó paralizado y me costó tres años recuperar esos derechos, con sentencia judicial a mi favor incluida; por eso, satisfecho de recuperar a mi criatura, quise elaborar una segunda edición y volverlo a poner a disposición de los lectores.
 
Fue el esfuerzo de casi cinco meses, con revisiones, modificación de la portada, nueva maquetación, dos prólogos, una ilustración de Julián Mingo (autor de la portada de Cometas cruzando el sol) y por supuesto los permisos a los dueños de las fotografías que ahora muestran de modo gráfico lo que relata el libro. Esta edición, además, me la he costeado yo completita. 
 
Pues bien, ahora, como si de una maldición se tratara, compruebo que aquella publicación anterior, la de Carena, sigue estando a la venta en Amazon.
Hace unos días me puse en contacto con sus servicios de venta para tratar de que la retiraran de su portal, y/o, si fuera posible cambiarla por la mía actual. No han accedido. Me han respondido que todo es legal, que no hay ningún plagio y que la venta es lícita (comparto un pantallazo del correo). No puedo negar que en esto Amazon tiene razón, pero tampoco que a mí me causa un gran trastorno.
Por supuesto, yo nunca he recibido ningún beneficio de estas ventas de Amazon.
 
Me consta, porque algunos me lo han comentado, que son varias las personas que lo han comprado allí en los últimos meses; otros, después de mirarlo me preguntaron y yo les informé. Por eso ahora me he atrevido a comunicarlo por escrito. (Con el evidente apuro y pesar que me produce escribir algo así).
 
Yo no tengo nada en contra de Amazon, y por supuesto me halaga enormemente que alguien haya escuchado sobre la novela y se ponga a buscarla.
También sé que es mucho más cómodo pedirlo allí, donde con un solo click lo tienes en dos o tres día en casa, que entablar un cruce de correos o mensajes de Mesenguer conmigo. Pero esto es lo que hay. Yo soy una hormiga y ellos son el planeta entero; tampoco tengo acceso hoy por hoy a ninguna distribuidora que me coloque el libro en las estanterías de las grandes librerías de toda España (en su momento, cuando Carena era el paraíso, antes de que la mentira se hiciera carne, sí que lo estuvo). Lo que sí sé es lo interesante que resulta pedírmelo: Primero porque estoy convencido de que esta nueva edición vale mucho la pena, segundo porque no hay otro modo de conseguirlo salvo que vivas en Valencia, y tercero porque así me ayudan a mí como autor independiente.
Sé que estoy en inferioridad de condiciones y que ya nunca podré subirlo a esa plataforma de Amazon mientras esté el antiguo, con lo que eso supone hoy en día, pero es lo que hay y me he de conformar.
 
Y bueno, solo decir que para mí todo este esfuerzo siempre valdrá la pena. Lo único importante, mi empeño, era que esta novela, creo que necesaria por lo que cuenta, estuviera en la calle, que la historia que relata Sueños de escayola, aquellos tiempos de la polio, no quedaran en el olvido. 
 
Por favor, NO pidáis Sueños de escayola a Amazon, si estáis interesados en leerlo, poneos en contacto conmigo. Gracias.
garciatorrijos@gmail.com
 
 
Portada y contraportada de la nueva edición de Sueños de escayola

 

4 comentarios:

  1. Vaya, qué contratiempo!... espero no se te arme un nuevo problema. Un abrazo y suerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es saber que mucha gente, sin saberlo, por supuesto, va a comprarlo allí, a Amazon. No me importaría si detrás no estuviera todo aquel daño con la editorial Carena.
      En fin...

      Gracias Neo y un abrazo.

      Eliminar
  2. Muy lamentable, amigo. Cuánto siento que tu libro esté pasando por este percance. Ojalá que puedas resolverlo.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sara. La verdad es que este libro, con lo orgulloso que estoy de él, lo que me costó parirlo y la de lágrimas que me hizo derramar, me ha dado casi tantas alegrías como disgustos.
      Aun así, seguiré peleando por él, para mí es demasiado valoioso lo que cuenta y así me lo ha ratificado mucha gente, como bien sabes.

      Gracias y un fuerte abrazo, Sara, y cuidaros mucho.

      Eliminar